Sociedad | 13/02/2020 14.46

Turismo Autoguías vehiculares para recorrer el circuito escénico menos conocido de la Patagonia

El novedoso sistema permite a los visitantes una travesía explicada por uno de los caminos más deslumbrantes del sur del país.

Ruta 41.

Ruta 41.

-

Los 155 kilómetros que unen las localidades santacruceñas de Los Antiguos y Lago Posadas por la ruta 41, la menos conocida de la Patagonia, pueden ser recorridos desde este verano con un novedoso sistema de autoguías vehiculares que permiten a los visitantes una travesía explicada por uno de los caminos más deslumbrantes del sur del país.

La puesta a punto de la ruta provincial 41, el circuito escénico del noroeste de la provincia que fue acondicionado para ofrecer una travesía más pintoresca y confortable, es una de las novedades que presenta la provincia de Santa Cruz para la temporada de verano 2020. "Es una propuesta que está en línea con los objetivos demarcados por la gobernadora Alicia Kirchner en cuanto al desarrollo de regiones de nuestro territorio como los destinos emergentes", dijo la secretaria de Turismo de la provincia de Santa Cruz, Valeria Pelliza.

"En este caso específico -agregó-, se trata del triángulo virtuoso que abarca a Los Antiguos, Perito Moreno y Lago Posadas unidos por nuestra ruta 41, un anclaje de la Patagonia infinita". El trabajo fue realizado en forma conjunta entre los equipos técnicos de la Secretaria de Turismo, que depende del Ministerio de la Producción, Comercio e Industria que dirige Silvina Córdoba, que desarrollaron las tareas con los equipos técnicos de la Dirección provincial de Vialidad.

La cartelería y los mojones fueron diseñados con el aporte creativo de la Fundación Flora y Fauna con sede en la localidad de Los Antiguos, que junto con los equipos técnicos, colocaron los mojones en sitios estratégicos de la traza rutera para optimizar el recorrido que se disfruta con las audioguías vehiculares que integran el proyecto provincial Santa Cruz Sonora.

El tramo que une Los Antiguos con Lago Posadas, conocido también como el camino de Monte Zeballos, se puede recorrer sólo en verano y alberga uno de los más impactantes y variados paisajes de la Patagonia, aunque también se puede llegar por un desvío de la ruta 40, a la altura de Bajo Caracoles, transitando 75 kilómetros de ripio rumbo a la Cordillera de Los Andes.

Además del atractivo paisajístico, el lugar congrega un buen número de aficionados a la pesca deportiva porque en las aguas de los dos lagos (el Posadas y el Pueyrredón, de color turquesa uno y azul intenso el otro, unidos por un istmo), además de las del cercano río Oro, se hallan truchas arco iris, truchas marrones, salmones, percas y pejerreyes patagónicos. Este es precisamente el motivo que convierte a la zona de lago Posadas en un paraíso de los pescadores que buscan destinos casi vírgenes. 

Cerca del pueblo se eleva el monte San Lorenzo, que con 3.700 metros es el de mayor altura de la provincia de Santa Cruz. Su ascenso es un desafío para escaladores avezados, y un clima riguroso se ha encargado de que muy pocas personas hayan podido completar el recorrido hasta la cima.

Además, a unos tres kilómetros de Lago Posadas se encuentra el cerro de los Indios, que en sus paredes rojizas tiene pinturas rupestres de 3.800 años de antigüedad, donde se descubren figuras humanas y de animales, dibujos geométricos y réplicas de huellas de manos en buen estado de conservación.

FNI