Sociedad | 19/11/2019

Encuesta Según el Conicet, cada vez son más los argentinos "sin religión"

El noroeste es la región más católica del país, en Buenos Aires y la Patagonia hay una mayor cantidad de no creyentes, y en el nordeste, los evangélicos son más que en el resto del país.

Los "no creyentes" en religiones crecieron en la última década, según un estudio.

Seis de cada diez argentinos que creen en Dios dicen relacionarse con él "por su propia cuenta", en tanto que creció en el país, de 11% en 2008 a 18% en 2019, el porcentaje de personas que considera "no tener ninguna religión", destacó hoy una encuesta elaborada por investigadores del Conicet.

El catolicismo disminuyó desde 2008 (76,5%) como creencia en el país, aunque conserva una mayoría atenuada (62,9%), mientras que la religión evangélica está en crecimiento con un porcentaje actual de 15,3% (en 2008 era de 9%), seguida por otras adscripciones como los Testigos de Jehová o el Judaísmo (ambos con 1%).

Estas cifras fueron reveladas hoy durante la presentación de la Segunda Encuesta Nacional sobre Creencias y Actitudes religiosas en Argentina, elaborada por investigadores del Conicet.

El informe registró "una caída en la asistencia semanal al culto y un predominio de las prácticas religiosas que se realizan en la intimidad", y se observó que "la elección de un Papa argentino no modifica significativamente la vida religiosa de la sociedad".

Según el documento, el noroeste argentino es la "región más católica" del país, mientras que en el Área Metropolitana de Buenos Aires y la Patagonia "se registra la mayor proporción de personas sin religión", y en el nordeste el porcentaje de evangélicos supera al del resto del país.

"La encuesta revela que la creencia en Dios es del 80%, y estamos en un contexto de incredulidad en las instituciones en general, de la cual las organizaciones religiosas no están exentas", explicó el sociólogo Fortunato Mallimaci, director de la investigación.

Mallimaci agregó que ese panorama "podría explicar por qué el 60% de los creyentes reconocen que su relación con Dios la manejan por su propia cuenta y 30% por medio de la asistencia a un templo".

Con relación con el papa Francisco, el informe indicó que el hecho de que el Sumo Pontífice sea "argentino no modifica significativamente la vida religiosa de la sociedad", y añadió que su figura "motiva posiciones socio-religiosos contradictorias en la población".

El estudio fue elaborado sobre una muestra representativa a nivel país de 2.421 casos y también evidenció que "crece la idea del aborto como un derecho de la mujer o un recurso válido en ciertas circunstancias".

La mitad de la población encuestada considera que el aborto debe estar permitido en algunas circunstancias, mientras que solo dos de cada diez afirman que el aborto debe estar prohibido siempre.

Según adscripción religiosa, seis de cada diez evangélicos y ocho de cada diez católicos no está de acuerdo en prohibir siempre al aborto.

Más allá de Jesucristo y Dios, también apareció la creencia en los santos (58%), el diablo (46%), el infierno (43%), la astrología (33%), curanderos (27%) y El Gauchito Gil (23%), entre otros.

GT